Archivo de la etiqueta: verano

Nuestros cultivos de verano

El huerto está a pleno rendimiento este verano:

Los tomates, berenjenas y pimientos que cuidan Irene y Marian:

IMG_20150703_210710

Los girasoles que plantaron Ricardo y Gema:

IMG_20150703_210724

Los tomates plantados por Estefanía, Emilio, Luis y José, siguiendo las indicaciones de Gaspar Caballero de Segovia:

IMG_20150703_210747

El bancal de las berenjenas y pimientos hermanados que cuida ese mismo grupo:

IMG_20150703_210759

El combinado de lechugas batavia y hoja de roble plantado por Luis y José:

IMG_20150703_210808

Los calabacines que cuidan Ricardo y Gema:

IMG_20150703_210814

Los tomates que cuidan Rodri y Cristina:

IMG_20150703_210820

Más tomates, cuidados por Gema y Ricardo:

IMG_20150703_210829

Y los bancales que cuida Javier:

IMG_20150703_210836 IMG_20150703_210845

El huerto en verano

Por fin llegó la cosecha…

¡No nos lo podemos creer! Hemos logrado convertir un erial, un solar abandonado, en un huerto urbano, un jardín comestible. Cuando los vecinos pasan por delande del huerto ya no dicen “¿Qué estarán haciendo estos cuatro chiflados?”, sino “¡Mira las acelgas!, ¡Qué bonitas están las flores!”

Esto es motivo de satisfacción y de orgullo, y muestra del poder de transformación que tenemos los ciudadanos, los vecinos, los consumidores… ¿Por qué no lo utilizaremos más a menudo!

Os cuento un poco: tenemos tres zonas cultivadas (en total unos 30 bancales), en los que tenemos repartidas las hortalizas según su especie, siguiendo los principios de la asociación de cultivos (a título de ejemplo, zanahorias con cebollas, coles con lechugas…). Cada zona tiene su propia instalación y programación de riego por goteo.

Tenemos plantado: tomate, pimientos, calabaciones, berenjenas, calabaza, melón, sandía, pepino, coles, berzas, acelgas, lechugas, zanahorias, cebollas, ajos, puerros, remolacha, judías verdes, guisantes, garbanzos, grelos y cardo.

Por otro lado está el patatal, que no tiene riego instalado. Así como un bancal en el que hemos ido echando restos de compost basura orgánica y de semilleros y donde, sin cuidados de ninguna clase, están creciendo varias patatas, una calabaza, unas berenjenas y alguna otra cosa.

Luego, a lo largo de la valla que separa el huerto de la calle, hemos plantado flores y aromáticas. Esta zona también tiene su propia instalación de riego.

Os pongo unas fotos para que veáis qué maravilla de huerto estamos construyendo:

Primero el antes (dos primeras fotos), luego el ahora: